Maestro interno: más cerca de lo que pensamos

maestros cosmicos espirituales

Seres celestiales

Para muchos resulta interesante y emocionante recibir estímulos y mensajes espirituales provenientes de los diversos planos multidimensionales; en cambio, para otros, esto se convierte en una pesadilla que no solo los aterroriza, sino que los mantiene en un estado de shock y ansiedad constante.

En ambos casos, estos estímulos y comunicaciones “del más allá” pueden manifestarse con distintos tipos de intensidad (muy reales o abstractos), sin importar que la persona sea o no consciente de sus dones psíquicos o espirituales. Es aquí donde brilla la verdadera relevancia de los grandes Maestros Internos.

¿Qué pensarías si te dijera que, sin importar tu nivel, creencia y experticia espiritual, desde la creación de tu esencia se te han asignado seres de luz de alta jerarquía (Maestros Internos)? No crees que, aunque seas consciente o no de tus dones espirituales ¿sería más práctico adentrarte en este mundo infinito que yace en tu interior de la mano de uno o varios seres de luz, que tienen el deseo de ayudarte en tu proceso de autorrealización?

Si has contestado afirmativamente a las preguntas anteriores, y si quieres saber más, a continuación te ofrecemos una descripción de estos especiales seres de luz divina.

¿Qué son los Maestros o guías internos?

Una forma sencilla de explicarlo es la siguiente: los Maestros Internos son un reflejo totalmente nítido de la fuerza divina, cósmica y del amor absoluto de Dios. Son seres especializados, que se nos asignan desde el momento de nuestra creación y pueden manifestarse en cualquier instante y de múltiples formas, más allá del estereotipo de figura humana.

Estos seres nos acompañan como embajadores del cielo divino en todas nuestras travesías y en cada una de nuestras reencarnaciones; son tan únicos como nuestras huellas dactilares. Los Maestros pueden ser de energía masculina, femenina o dual, sin que esta característica esté influenciada por el género que tengamos en nuestra vida actual. Según varios factores, poseen diferentes grados o niveles dentro de su propia jerarquía espiritual.

Técnicamente son la representación de la chispa o partícula divina de Dios que habita en nuestro interior, dándole todo tipo de apoyo y guía a nuestra alma.

¿Cómo funciona esta especial conexión?

Los Maestros Internos son asignados por la ley divida cósmica universal Cristíca. Esto significa que nosotros no los escogemos porque aún no hemos ascendido en el camino espiritual.

Desde nuestra creación hasta el presente, estos Maestros nos van ayudando de distintas formas en el plano físico y en el astral para reforzar nuestra esencia espiritual. Estos seres también van evolucionando a medida que nosotros nos reconectemos con mayor fuerza y dedicación con ellos, pues, estaremos obligados a atravesar por muchas pruebas para tener el honor de interactuar a profundidad con esa esencia divina.

Los Maestros pueden ascender aún más, detener su proceso con nosotros o, incluso, apartarse drásticamente, todo esto dependerá de la evolución de nuestra esencia interna a partir de las acciones que realicemos.

A medida que avancemos en el despertar de consciencia, podremos vislumbrar si se nos ha asignado un solo maestro o más desde un principio, o si, según nuestros logros en los campos esotéricos y espirituales, se irán incorporando seres de luz a voluntad y, ocasionalmente, podremos contactar o solicitar a otros maestros que puedan otorgarnos herramientas nuevas. Al hacer estas peticiones, su energía entrará a formar parte de nosotros y de nuestro padre interno, para seguir ayudándonos a escalar más niveles en nuestro proceso de autorrealización.

¿Cuál es el objetivo o misión de los Maestros?

Su principal misión es la de apoyarte para que puedas evolucionar como ser de luz y, de esta forma, acercarte de nuevo y definitivamente al Padre Celestial. Según tu asignación o lo que hayas sumado en tus diversas vidas con relación a tu dharma (acciones buenas), este será sopesado en la balanza cósmica universal junto con tu karma (acciones malas), con la finalidad de proporcionarle a estos seres de luz una guía muy puntual para ser estrategas en cada etapa de tu evolución, de tal forma que logren evitar interrumpir o ser partícipes directos de tus acciones (en todos los niveles), pues tú eres el único que debes vencer cada prueba colocada.

Su vocación directa es como la de un profesor: se esmeran profundamente para transmitir cada uno de sus conocimientos a sus alumnos o discípulos, con la intención de que los reciban con amor, alegría y claridad, para que puedan prepararse y perfeccionarse, desprendiendo la vaga necesidad de que no son capaces de convertirse en su propio maestro. 

Romper el ciclo de la ignorancia espiritual es su eslogan, para que nosotros entendamos que es momento de actuar y aniquilar nuestro ciclo kármatico.

¿Todo ser de luz es un maestro espiritual?

No. Es acá donde debemos tener un profundo cuidado, porque desde siempre, y en nuestra actualidad más que nunca, hay una enorme concentración de fuerzas que chocan, con el fin de que muchos sigan con la consciencia dormida y, por ende, no puedan avanzar en su despertar de consciencia. Dicha fuerza se encuentra representada por seres del bajo astral, que se muestran, en ocasiones, tal cual como son (espíritus terroríficos, demonios, súcubos, duendes, íncubos, sombras, etc.) y, en otras, suelen ser magos negros vestidos de blanco.

Estos últimos son realmente difíciles de identificar, pues han perfeccionado su técnica, aprovechando la decadencia evolutiva de la raza humana. Esto les ha permitido engañar a muchos con falsas creencias, herramientas y procesos espirituales que, en vez de ayudar a ascender el alma, la acercan cada vez más al reino de la oscuridad.

En este punto, no se trata de echarle la culpa al “señor de las tinieblas” o Satán o como lo quieran llamar; créanme cuando les digo que ese señor (el cual merece respeto por su poderío) es el menos interesado en perjudicarnos. Todo es solo una táctica instaurada en nuestras mentes para que no asumamos nuestra responsabilidad, pues debemos reconocer que en nuestro interior convergen ambas fuerzas. Por esto es tan necesario nuestro despertar de consciencia, para eliminar nuestros Yoes o demonios internos. 

¿Cuántos Maestros nos son asignados? y ¿por qué?

Como dije anteriormente, todo dependerá de las obras que hayas sumado en la balanza cósmica universal, custodiada por el Venerable Maestro Anubis y judicializada por los 42 jueces del karma (en un próximo artículo ampliaré esta información). Sin embargo, es muy importante compartirles que a todo ser humano, sin importar su condición espiritual, se le asigna un maestro, denominado padre o madre internos. Él es tu guía espiritual, un amigo y consejero íntimo. En ocasiones, dependiendo de los designios divinos del padre celestial, existe la posibilidad real de que se asigne más de un maestro, como sucede también en el caso de los ángeles que acompañan a tu ángel de la guarda o custodio principal.

Ahora bien, esta asignación radica en que sería imposible que por tus propios medios internos pudieses embarcarte en este sendero. Es crucial esta chispa o vibración divina que provee estos seres para que sientas ese llamado. En este punto, todo recaerá en tu propia voluntad y deseo de querer adentrarte en este espacio, donde encontrarás infinidad de conocimiento.

Cabe destacar que la gran mayoría de este conocimiento espiritual es muy complejo, así que estos seres están aquí para, además de facilitarnos la ruta y sus sintonías, “traducirnos” o explicarnos detalladamente muchos asuntos para obtener sabiduría y claridad.

Mi experiencia personal

De una manera breve y puntual puedo compartirte que lograr la conexión con tu Íntimo, con ese ser de luz que enlaza tu vida con la del Creador, es una experiencia que, para poder entenderla es necesario experimentarla. Las palabras solo podrían adornar esa unión, más no proporcionar el significado de esa fuerza que realmente emana de ella.

En este proceso de conexión con mi Maestro Interno he conocido ampliamente diversos misterios y fortificado mi propia energía. Son más claros los mensajes que recibo en cualquiera de mis 7 cuerpos vitales. He conocido lugares que muchos pensarán que son producto de la ficción. He obtenido mayor evolución con relación a mis dones espirituales, he conocido seres dimensionales, entre muchas otras cosas más; pero, lo más especial, en mi opinión, es todo aquello que me han revelado sobre mi propio poder infinito, los lugares santos que he visitado fuera de esta dimensión y, claro está, el poder conocer mi propio mundo espiritual interno, donde siempre estoy en contacto real con mi Padre Celestial y con otros seres maravillosos, como grandes maestros, ángeles, arcángeles, seres de luz interplanetarios, entre otros.

Entender tu verdadero propósito y misión de vida y por qué es tan crucial pasar por alguna gran prueba para seguir siendo uno con la gran fuente de luz cómica universal es, en resumidas cuentas, el propósito de la compañía en tu vida de los Maestros Internos.

Publicado por Constelación Universal

Canalizador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: