Arcángeles y ángeles: compañeros, protectores e intercesores

siete arcangeles principales

Seres celestiales

Todos los seres humanos conocemos, en teoría y por imágenes, sobre los aspectos comunes que describen a los maravillosos seres celestiales de los arcángeles y ángeles; pero, son muy pocas las personas que tienen la oportunidad de interactuar con ellos de manera constante. La mayoría de las veces, recurrimos a estos grandes seres cuando nos asecha algún peligro, en momentos de angustia y soledad o cuando nos abruma alguna tristeza.

Tanto los arcángeles como los ángeles nos proporcionan una infinidad de elementos y herramientas que nos ayudan a estar más cerca de la energía de Dios y su Reino Divino, así como de nuestra propia fuerza espiritual. Nos transmiten la paz y la serenidad que Él nos ofrece a través de su infinito amor. Seguramente, si estas leyendo este artículo, es porque te interesa conocer más detalladamente sobre estos hermosos y especiales seres con los que, de alguna u otra manera, has podido tener algún contacto o experiencia. Siendo así, te ofrecemos una breve descripción de ellos.

¿Quiénes son estos enigmáticos hijos de Dios?

Para hablar de arcángeles y ángeles debemos saber que ellos, como otros grandes seres energéticos celestiales, se encuentran organizados según las jerarquías divinas. Estas se componen por los consejeros divinos, representados por los serafines (los más cercanos a Dios), que trabajan el despertar de la energía del amor divino; los querubines, conocidos como los guardianes de la luz y grandes custodios estelares; los tronos, constructores de la verdad. Además, contamos con los gobernadores del cielo, quienes se encargan de regular el orden físico y mental, usando su influencia divina (principalmente transmutan su energía para sanar toda situación o persona enferma); los acompañan los seres virtuosos (inspiran a trabajar la sabiduría en la raza humana), también, junto con ellos, encontramos los soldados celestiales (muchos de ellos tienen armaduras, sinónimo del ejército de Dios), que ayudan en la lucha contra entidades y pensamientos negativos y buscan luz en los planos astrales más turbios.

Adicional, contamos con los principados o mensajeros divinos, quienes se caracterizan por ser los guardianes ejemplares de las naciones, países y pueblos. Rigen los reinos, manteniendo el orden cósmico divino. En este punto encontramos a los arcángeles: líderes de los seres celestiales. Ellos están a cargo de llevar los decretos divinos y de ayudar a la humanidad. Por último, están los ángeles, los que se encuentran más cerca de nosotros, que generan constantemente un apoyo incondicional a través de la entrega de los mensajes divinos que Dios nos comparte.

Hablemos sobre las diferencias entre los arcángeles y ángeles

Una manera sencilla de exponer sus diferencias más relevantes es mencionar que los arcángeles y ángeles vibran con un nivel de consciencia totalmente diferente. Sus sintonías energéticas gravitan de manera muy particular al contacto con nuestros 7 cuerpos vitales. Por esta razón, ellos poseen distintas estructuras para proporcionar, de forma estratégica, avances en los procesos funcionales de la humanidad (este es el por qué cada uno cumple un rol preciso o digamos que tienen una “profesión” asignada).

Recordemos que los arcángeles trabajan con la raza humana en general, mientras los ángeles lo hacen de manera individual. Esto no quiere decir que no se pueda solicitar a un arcángel para solventar algún problema o angustia. Ellos tienen el don de la ubicuidad, y pueden seguir ejerciendo su función sobre el resto de la humanidad, sin que la misma se vea interrumpida por la solicitud que le has hecho.

En el caso de los ángeles, estos suelen trabajar al ser invocados puntualmente y también manifestándose de manera voluntaria. Cuando esto no ocurre, ellos se mantienen en sus dominios celestiales, orando e infundan sus respectivas energías.

Cabe resaltar que ambos son seres guardianes en los planos astral, espiritual y físico, pero tus ángeles guardianes asignados son solo tuyos, no los compartes con nadie más. Ellos mantienen una conexión constante con tu esencia humana y espiritual.

¿Cuál es su relación con nosotros?

La más hermosa que pueda existir: son los puentes perfectos que permiten el libre tránsito de los mensajes y designios de Dios para con nosotros, de igual forma, son los custodios de nuestras plegarias y múltiples oraciones, que entregan directamente a Dios, con el mismo sentimiento de amor con el cual nos protegen, escuchan y acompañan.

¿Cómo invocar a los ángeles?

Solo debes confiar en el poder de tu oración. Debes hacerla con fe y gratitud, pidiéndole a tu Padre y Madre Celestiales, la guía para que abran ese canal comunicativo entre tu maestro interno espiritual y ellos. Inmediatamente, invoca al arcángel o al ángel por su nombre pronunciándolo 3 veces (puede ser verbal o mentalmente) y, en caso de que desconozcas su nombre, usa el título de la jerarquía a la cual pertenece para que ese ser de energía celestial llegue a ti.

Mi experiencia como angeólogo

Puedo compartirte que ver a los ángeles y arcángeles e interactuar diariamente con ellos no se compara con nada. Su majestuosidad inunda cada poro de mi piel, su vibración energética arrasa con mis necesidades mundanas. Junto con su porte de colores palpitantes, armadura (en algunos casos) y bellos rostros de amor y pureza, hacen que sienta la presencia de Dios donde sea que me encuentre.

Trabajar con ellos en los diversos servicios que manejo e incluso charlar de forma cotidiana, como los compañeros de vida que son, ha significado para mí un honor muy grande. Sentir su presencia, conectarnos en los distintos planos existenciales, recibir sus consejos, disfrutar de su energía y compañía ha sido tan vital para mi propio crecimiento espiritual, que siempre me siento inspirado para transferir sus mensajes de aliento y protección a todo aquel que necesita escuchar una palabra amigable en un momento de crisis.

No puedo estar más agradecido con ellos, simplemente me hacen feliz. A pesar de que muchos no presentan forma corpórea, sino que están constituidos solo por energía o luz, son capaces de materializar su presencia y apoyo en este plano físico para mí, creando los escenarios más perfectos, aún en las situaciones más complejas.

Me cautiva lo sutil que son y lo divina que es su energía. Muchas veces puedo ver el claro movimiento en el aire de una pluma que recién han soltado como obsequio para mí ¡Esas señales me encantan!

Publicado por Constelación Universal

Canalizador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: